Anexo II – Fauna y Flora

Este Anexo establece medidas específicas con el fin de proteger la vida autóctona de la Antártida.

Algunas de las medidas incluyen:

  • Prohibición de la toma (remoción) e intromisión perjudicial, salvo que se cuente con una autorización.
  • Prohibición de la introducción de especies no autóctonas, salvo que se cuente con una autorización.
  • Designación de especies especialmente protegidas.

La RCTA ha adoptado también medidas específicas para manejar las perturbaciones ocasionadas por los seres humanos a la fauna y flora antárticas:

Puede descargar el Anexo II aquí.