Áreas Protegidas

Un criterio fundamental para requerir que un área tenga protección adicional es que la misma esté bajo riesgo de interferencia humana. Por ello, la mayor parte de las ZAEPs están situadas sobre las costas del continente y sus sectores insulares, y se concentran en dos grandes áreas: la península Antártica y las costas del mar de Ross, sitios donde la actividad humana es notoriamente mayor.

Para efectivizar la protección de las ZAEP, el Anexo V al Protocolo de Madrid establece que:

  • Cada ZAEP posee un Plan de Manejo, documento en el cual se identifican los valores a proteger y se especifican las medidas necesarias para garantizar su adecuada gestión.
  • Está prohibido ingresar a una ZAEP, salvo de conformidad con un permiso expedido por una de los Estados parte del Tratado Antártico. El mismo será extendido si la actividad se ajusta a las condiciones contenidas en el correspondiente Plan de Manejo de la ZAEP.
  • Quien ingrese a una ZAEP deberá portar consigo una copia del permiso, y deberá conservarla mientras permanezca allí.

En la actualidad existen un total de 73 ZAEPs en el Área del Tratado Antártico. En la Isla Rey Jorge, donde se encuentra la Base Científica Antártica Artigas (BCAA), se encuentran 6 de ellas: