Investigar y Descubrir

Desde el inicio de las negociaciones del Tratado Antártico, la investigación científica ha sido la principal actividad desarrollada en el continente antártico. Tanto el Tratado Antártico como el Protocolo sobre Protección del Medio Ambiente ponen de relieve la importancia de la ciencia y la cooperación científica en el Sistema del Tratado Antártico. El artículo II del Tratado dice: “La libertad de investigación científica en la Antártida y la cooperación hacia ese fin… continuarán”. De acuerdo con el artículo III, las Partes acuerdan proceder al “intercambio de observaciones y resultados científicos sobre la Antártida, los cuales estarán disponibles libremente”.

Además de los signatarios originales, en la adopción de decisiones pueden participar únicamente los países que demuestren interés en la Antártida “mediante la realización en ella de investigaciones científicas importantes” (artículo IX.2). El Protocolo sobre Protección del Medio Ambiente, en su artículo 2, designa a la Antártida como una “reserva natural, consagrada a la paz y a la ciencia”.

La ciencia antártica ha llevado a avances tales como el descubrimiento del agujero de ozono (1985) y la recuperación de datos sobre el clima de los últimos cientos de miles de años. La investigación científica en la Antártida y el Océano Austral es vital para comprender la variabilidad natural, los procesos que gobiernan el cambio global y el papel de los seres humanos en la Tierra y el sistema climático.

Por lo tanto, la comunidad antártica internacional se reunió para identificar las preguntas científicas de mayor prioridad que los investigadores deberían aspirar a responder en las próximas dos décadas y más allá. En abril de 2014, el Comité Científico de Investigación Antártica (SCAR) convocó a 75 científicos y responsables políticos de 22 países para acordar estas prioridades. Esta fue la primera vez que la comunidad antártica internacional formuló una visión colectiva, a través de discusiones, debates y votaciones.

Las preguntas se agruparon en siete temas:
i) Atmósfera Antártica y Conexiones Globales
ii) El Océano Antártico y el hielo marino en un mundo cálido
iii) Capa de Hielo Antártico y Nivel del Mar
iv) Tierra dinámica – Sondeo bajo el hielo antártico
v) La vida antártica en el precipicio
vi) El espacio cercano a la Tierra y más allá – Los ojos en el cielo
vii) Presencia humana en la Antártida

Responder estas preguntas requerirá diseños experimentales innovadores, aplicaciones tecnológicas novedosas así como sistemas y redes de observación ampliados. En este sentido, el desarrollo de ciencia interdisciplinaria, basada en nuevos modelos de colaboración internacional, será esencial ya que ningún científico, programa o nación puede realizar estas aspiraciones por sí solo.

A roadmap for Antarctic and Southern Ocean science for the next two decades and beyond